Beneficios de la lactancia prolongada

“¿Darle pecho a mi hijo de 2 años aún le proporciona los beneficios físicos y emocionales que hace un año?”


Recientemente una mamá me hizo esta pregunta y, aunque estaba segura que ese momento tan íntimo todavía sigue nutriendo su vínculo emocional, quise investigar más sobre este tema que me fascina.

 

Me sorprendió descubrir que no sólo los “pequeños lactantes” (como se les llama en estudio a los niños mayores de 12 meses que aún son amamantados) reciben múltiples beneficios de la leche materna sino que la mamá también previene un montón de enfermedades.

 

Les comparto los puntos más importantes de este artículo escrito por Kelly Bonyata y publicado en inglés en Extended Breastfeeding Fact Sheet, donde pueden encontrar todas las referencias científicas que lo sustentan.

 

BENEFICIOS DE LA LACTANCIA PROLONGADA

 

El término “lactancia prolongada” se utiliza cuando el niño amamantado es mayor de 12 meses de edad. En este artículo, a dichos niños les llamamos “pequeños lactantes”.

 

Los pequeños lactantes se benefician NUTRICIONALMENTE:

  • “Aún mucho después del primer año de vida, la leche materna continúa proporcionando cantidades sustanciales de nutrientes clave, especialmente proteínas, grasas, y la mayor parte de las vitaminas”.

  • En el segundo año de vida (12 a 23 meses), 448 ml de leche materna proporcionan:

  • 29% de requerimientos de energía

  • 43% de requerimientos de proteína

  • 36% de requerimientos de calcio

  • 75% de requerimientos de vitamina A

  • 76% de requerimientos de ácido fólico

  • 94% de requerimientos de vitamina B12

  • 60% de requerimientos de vitamina C

  •  A pesar de que se ha investigado poco sobre niños que son amamantados después de los dos años de edad, la información disponible indica que la leche materna continúa siendo una fuente valiosa de nutrición y protección contra enfermedades durante todo el periodo de lactancia.

  •  Es común que se recomiende el destete para niños pequeños que ya comen algunos sólidos. Sin embargo, esta recomendación no está sustentada en investigación alguna.

 

Los pequeños lactantes se ENFERMAN MENOS:

  • Los anticuerpos son abundantes en la leche humana durante toda la lactancia.

  • De hecho, algunos de los factores inmunológicos en la leche materna aumentan en concentración durante el segundo año y también durante el proceso de destete.

  • Según la Organización Mundial de la Salud, un aumento moderado en las tasas de lactancia materna podría prevenir hasta un 10% de las muertes de niños menores de 5 años: Amamantar tiene un papel esencial, y a veces subestimado, en el tratamiento y prevención de enfermedades infantiles”.

  • Se ha encontrado que los niños que aún son amamantados entre las edades de 16 y 30 mese, tienen menos enfermedades y de más corta duración que los que no son amamantados.

  • La Academia Americana de Médicos de la Familia indica que los niños destetados antes de los dos años de edad tienen mayor riesgo de enfermarse.

     

    Los pequeños lactantes tienen MENOS ALERGIAS:

  • Muchos estudios han mostrado que una de las mejores maneras de prevenir alergias y asma es amamantar de forma exclusiva durante al menos seis meses y continuar amamantando a largo plazo. La leche materna puede ayudar a prevenir alergias al:

    1. Reducir exposición a posibles alergenos (entre más tarde sea expuesto el bebé a ellos, es menos probable que se presente una reacción alérgica)

    2. Acelerar la maduración de la barrera intestinal protectora del bebé.

    3. Recubrir el intestino y proporcionar una barrera contra potenciales moléculas alergénicas.

    4. Proporcionar propiedades anti-inflamatorias que reducen el riesgo de infecciones (las cuales pueden actuar como disparadores de alergias)

 

Los pequeños lactantes son INTELIGENTES:

  • Extensas investigaciones sobre la relación entre la lactancia materna y los logros cognoscitivos (nivel de coeficiente intelectual, calificaciones escolares) han mostrado las mayores ganancias en los niños que durante más tiempo fueron amamantados.

 

Los pequeños lactantes son SOCIALMENTE BIEN ADAPTADOS:

  • Reportes de investigaciones sobre los aspectos psicológicos de la lactancia son muy escasos. Un estudio que lidiaba específicamente con bebés amamantados durante más de un año mostró un vínculo significativo entre la duración de la lactancia y las “calificaciones” dadas por las madres y los maestros de niños de seis a ocho años de edad. En las palabras de los investigadores, “Hay tendencias estadísticamente significativas que demuestran la disminución en las puntuaciones de desórdenes de conducta cuando la duración de la lactancia se prolonga.”

  • Amamantar durante y después de la infancia ayuda a los bebés y a los niños pequeños a hacer una transición gradual hacia la niñez plena. La lactancia materna es una manera cálida y amorosa de cubrir las necesidades de los niños pequeños. Les ayuda a calmar las frustraciones, golpes y heridas, y el estrés diario de la niñez temprana.

  • El cubrir las necesidades de dependencia de un niño, de acuerdo con su horario personal y único, es la clave para ayudar a ese niño a alcanzar su independencia. Los niños que logran independencia a su propio ritmo, son más seguros en dicha independencia que los niños que fueron forzados a independizarse prematuramente.

 

Los pequeños lactantes son NORMALES:

  • La Academia Americana de Pediatría recomienda que los niños sean amamantados al menos durante 12 meses, y después de eso, durante todo el tiempo que tanto la madre como el hijo deseen hacerlo.

  • La Academia Americana de Médicos de la Familia recomienda que la lactancia materna continúe durante todo el primer año de vida y que “El amamantar después del año de vida ofrece beneficios considerables tanto a la madre como al niño, y debe continuar mientras así lo deseen ambos”. También hacen notar que “Si el niño es menor de dos años de edad, está expuesto a un mayor riesgo de contraer enfermedades si es destetado”

  • Un Secretario de Salud de Estados Unidos ha declarado que es un bebé afortunado el que continúa amamantando hasta los dos años de edad.

  • La Organización Mundial de la Salud pone énfasis en la importancia de amamantar hasta los dos años de vida y más.

  • Investigaciones científicas hechas por un profesor de Texas A&M, muestran que nuestros hijos están diseñados para esperar ser amamantados entre 2.5 y 7 años.

 

Las MAMÁS que amamantan a sus hijos de manera prolongada también obtienen beneficios:

  • En muchas mujeres, la lactancia prolongada retrasa el regreso de la fertilidad al suprimir la ovulación.

  • El amamantar reduce el riesgo de cáncer de ovarios. 

  • El amamantar reduce el riesgo de cáncer uterino. 

  • El amamantar reduce el riesgo de cáncer del endometrio. 

  • El amamantar protege contra la osteoporeosis. Durante la lactancia, la madre puede experimentar reducciones de mineral óseo. La densidad de mineral óseo de una madre que amamanta puede ser reducida en todo el cuerpo en un 1 ó 2 por ciento mientras dure la lactancia. Esta pérdida regresa a sus niveles originales, y aún puede aumentar, cuando el bebé es destetado. Esto no depende de suplementos adicionales de calcio en la dieta de la madre.

  • El amamantar reduce el riesgo de cáncer del seno. Estudios han encontrado una asociación inversa significativa entre la duración de la lactancia y el riesgo de cáncer.

  • Se ha comprobado que el amamantar disminuye los requerimientos de insulina en mujeres diabéticas.

  • Las mujeres que amamantan tienden a perder peso más fácilmente. 

 

Este estudio me hizo revalorizar el maravilloso momento cuando mi hija aún me pide que le de pecho. Es una bendición poder hacerlo sin tapujos y con la certeza de que sigo fortaleciendo su cuerpo, y seguimos nutriendo nuestro vínculo emocional de intimidad, amor, conexión y paz.

 

Por favor, no dejes de compartir esta información a todas las mamás y personas que hoy se cuestionan si dar pecho a un niño mayor de un 1 año es natural o saludable porque… ¡sí lo es!

 

Con amor,
firma-sofia-solo

No hay comentarios

Escribe tu Comentario

four × 4 =