Conoce tus limones: guía visual para conocer cada signo del cáncer de mama y los bultos que no lo son

“La vida te ha dado limones. Pero, ¿conoces tus limones?” es el eslogan de la nueva campaña mundial, diseñada por la Dra. Corrine Ellsworth Beaumont, fundadora y directora de Worldwide Breast Cancer, con la que se busca explicar los 12 signos visibles (o palpables) que pueden ser síntomas de un cáncer de mama.

 

A través de diferentes inforgrafías en las que se representan los pechos femeninos con limones y bajo el hashtag #knowyourlemonsla campaña señala todos los pasos necesarios que deben seguir las mujeres en caso de notar cambios en sus pechos: desde la revisión en casa hasta los pasos a seguir con un médico.

Una docena de limones almacenados en una huevera explican el aspecto que puede tener el cáncer y cómo se siente. Aunque, si alguna mujer encuentra alguno de los signos señalados en la campaña “no debe entrar en pánico, porque algunos de los cambios son normales”. Pero si permanecen, la campaña recomienda “ser inteligente y acudir a un médico”.

 

Los 12 signos explicados son: sentir una masa densa, una abolladura, llagas en la piel, rojeces o calor en la piel, fluidos extraños e inusuales, hoyuelos, bultos, venas que sobresalen, pezones retraidos, cambio en la forma o en el tamaño, piel de naranja y bultos ocultos que, explican, “a veces son muy duros e inamovibles, como las semillas de un limón”.

En caso de notar alguno de estos cambios en el pecho, la campaña insiste: “Si permanecen, acude al médico”. Además, se explica cómo las mujeres deben examinarse en casa para encontrar estos síntomas: “Después del periodo, haz la danza del cáncer de mama”.

 

Primero es necesario levantar los brazos frente a un espejo y buscar cambios en la piel, el color, el tamaño, la forma y la colocación. Después es necesario sentarse o tumbarse y colocar una mano detrás del cuello (como indica la imagen) y con la otra palpar el pecho, llegando a la axila por un lado, a la clavícula por arriba y a las costillas por abajo.

El siguiente paso consiste en ejercer presión sobre el pecho con la mano. Es necesario variar la intensidad, desde leve a fuerte, para buscar esos bultos duros que “parecen semillas de limón”. Para diferenciar este tipo bultos, la campaña explica como que se siente al palpar las distintas partes del pecho.

 

Los ganglios linfáticos se sienten como judias suaves y las glándulas mamarias como guisantes suaves. Además, la disección de un limón explica y dibuja las distintas partes del pecho. Al terminar con la revisión, las mujeres conocerán mejor su cuerpo y, en caso de encontrar algo extraño, solo tienen que llamar a su médico.

Otra de las imágenes explica lo que ocurre después de localizar un síntoma y de que sea revisado por el especialista porque “conocer los pasos hará que tengas más confianza y tomes las riendas de tu salud para buscar respuestas”.

Con información de La Vanguardia.

No hay comentarios

Escribe tu Comentario

thirteen + two =